jueves, 5 de noviembre de 2015

Internada, o muerta.

En esta semana lamentablemente, por una cuestión de exámenes en el colegio no puedo ir más que tres veces al gimnasio; y por más que ayune no ayuda mucho. Sólo bajé unos gramos y estoy en 52,4. Al menos eso pesaba ayer.
Hoy me desperté con ganas de desayunar (entiéndase, yo NUNCA desayuno), y tomé un té con cuatro galletitas. Mi estómago está tan hecho mierda que me dolió la panza toda la mañana. También tuve ganas de almorzar, más por intentar comer como una persona normal que por otra cuestión, otra cosa que no pude lograr: llegué a mi casa y comí dos galletitas y me dolió aún más el estómago (me está doliendo mientras escribo esto). Así que volví a lo de siempre: una taza de café con leche y edulcorante y así hasta la noche.
Ciertamente, estoy en esos días en los que quiero comer como una persona normal pero ni mi cuerpo ni mi mente me lo permiten. En total comí seis galletitas, y para mí es demasiado, no puedo dejar de pensar en las calorías, en la grasa, en los 50 kilos que quiero alcanzar y en lo lejos que están ahora. Y físicamente, bueno: el dolor de estómago y lo raro que me resulta el simple hecho de masticar.

Le di el título de esta entrada a probablemente lo que pase conmigo: si sigo así o me internan, o me muero.
Tengo muchísimo miedo de engordar y de perder todo mi progreso y mis metas. Porque en el verano, al no haber colegio, estoy en mi casa siempre con mi mamá, y obviamente no puedo escapar de mínimo el almuerzo. Así que tengo que empezar a vomitar todo. Necesito mantenerme. Pero a su vez, en febrero o enero voy al médico que me mide y pesa todos los años, y se va a dar cuenta del considerable bajo de peso mío. En fin. No sé que hacer. Estoy en lo mínimo de mi IMC y aún y así no es suficiente y me siento como un puto mamut. Y a su vez quiero comer normalmente pero eso me haría engordar, y tampoco mi cuerpo lo tolera. Estoy harta. Estoy harta de vivir deseando un cuerpo que jamás voy a poder tener.

3 comentarios:

  1. Yo creo que si podrás tener el cuerpo que quieras, solo que ahora estás muy dañada y hay que hacer las cosas de otra manera. Se nota que te esfuerzas por comer normal, que tu cuerpo y tu mente batallen para que no lo hagas es algo muy difícil de tolerar. Podrías intentar comiendo mas verduras y frutas, poco e ir subiendo mientras controlas tu peso... aumentas calorías super leento, eso de que si comes engordas... todo depende. Ese bucle en que estas metida es una odisea que no tienes que enfrentar.

    Sé que esto no te hará sentir mejor pero espero que de algo ayude.
    Te seguiré leyendo

    xoxo
    Sammy

    ResponderEliminar
  2. Mm... Bueno no se si querrás salir de esto o que, pero si querés bajar de peso hasta llegar a tu meta no estas ni lejos falta menos de un paso para que lo logres. No agaches la cabeza ni te des por vencida, ni mucho menos te resignes. Pensá en positivo y enfocate solo quedan dos kilos! Suerte.

    ResponderEliminar
  3. no se si me vas a odiar por lo que digo, pero estas en un punto demasiado oscuro de todo, al parecer ya perdiste el control y es momento de buscar ayuda, apoyo o lo que sea, tu cuerpo rechaza la comida y en ese momento es cuando no puedes parar, lo ideal seria que encontraras un ayuda para que sanara tu mente que no te permite progresar...espero que pronto estés mucho mejor y discúlpame si mi comentario te molesta, no puedo evitar sentir ansiedad y angustia :(

    ResponderEliminar