sábado, 31 de octubre de 2015

#20

52, 6.
Eso marcó la balanza ayer.
Y estoy pagando el precio. Hoy en el gimnasio empecé a sentirme muy débil, a estar mareada, me empezó a palpitar la cabeza y a doler el corazón. Llegué a mi casa, después de un rato almorcé bien, sin trucos, sin vomitar, tomé un laxante, y me seguía sintiendo tan, tan débil. Cuando me levanto, ya esté sentada o acostada, se me nubla la vista y me tengo que agarrar a algo por unos segundos. Lo sé, y estoy en lo mínimo de mi IMC, y me faltan dos kg (después de lo que comí hoy seguramente tres) para alcanzarlo. Y planeo llegar a 50 para el 25 de noviembre, bueno, no estoy tan mal, pero tengo miedo de subir, muchísimo miedo de subir.
Dormí, me desperté hace menos de una hora y tomé chocolatada con tres galletitas, buscando no sentirme tan mal. Fracaso. Me siento mal pero ya no físicamente, me siento la peor cerda que existe y tengo mucho miedo de volver a pesarme.

2 comentarios:

  1. Te daré un pequeño consejo, por que no intentas comer lo más saludable posible al menos por unos días. En lo que se te pasan los sintomas malos, no dejes de hacer ejercicio y no creo que subas de peso.. Ya veras que si alcanzas los 50kg para el 25, aun queda tiempo

    ResponderEliminar
  2. Hola. Por favor Escríbeme estoy en la misma situación
    mariana.g.pedraza@gmail.com

    ResponderEliminar