domingo, 10 de julio de 2016

Gorda, y... ¿Borderline?

¡Acabo de tener un atracón y me siento tan mal, tan desdichada, tan inútil, fracasada, obesa!
No estoy pasando por buenas épocas últimamente:

  • Casi caí en coma etílico, mis padres me fueron a buscar y me descubrieron así. Estoy castigada por quién sabe cuánto tiempo, y no voy a ir a mi viaje de egresados (en menos de un mes).
  • Dejé a mi novio y si bien fue decisión mía después de tres años es angustiante igual
Así que estoy comiendo mucho y mal, sí, hago mucho ejercicio, pero me siento mal, obesa, pesada, asquerosa, no encuentro más adjetivos descalificativos. 
Mañana voy a empezar bien otra vez con alimentos saludables. Espero que todo marche bien, espero poder bajar rápido, espero que algo mejore en mi vida porque realmente todo va de cabeza.
Me odio.

Además, hace un rato estuve leyendo todo acerca de ser "Borderline" porque cierta persona me dijo que tengo acciones muy parecidas a lo que es una persona así, y descubrí que la gran mayoría de las cosas y síntomas de una persona borderline las tengo yo.

¿Pero qué es ser borderline?
Borderline es conocido en español como un trastorno límite de la personalidad.

"La persona con trastorno límite de la personalidad sufre por una falta de adaptabilidad y madurez en la conducta, lo que le impide resolver conflictos e interpretar adecuadamente los acontecimientos. Ha aprendido a evadir, autodestruirse y manipular ante este tipo de situaciones.
La elevada sensibilidad en las emociones le lleva a un sufrimiento mucho más intenso del que podamos imaginar, le cuesta mucho regularlas y además las siente durante un periodo de tiempo mayor que los demás. Lo que lleva a una incomprensión por parte de las personas que le rodean.
Curiosamente poseen una inteligencia media-alta, de hecho el CI de las personas afectadas por este trastorno es muy elevado, suelen ser cultas y capaces de despertar interés en quien les conoce, pero presentan dificultad para aprender de sus propias experiencias; tienen problemas de concentración y atención.

Suelen tener una o varias máscaras para presentarse a los demás. Lo hacen por miedo a que se les llegue a conocer. La mayoría del tiempo parecen personas crueles y frías (lo que les acarrea conflictos con ellos mismos al ser conscientes en todo momento de lo que piensan o hacen). A veces esconden sus propios sentimientos aparentando que no les ocurre nada, lo que confunde a los demás." 

En resúmen, estoy shockeada porque realmente describe todo por lo que paso, y no sé si volver a la psicóloga para que me diagnostique, estoy meditando eso. Aunque ahora mismo no puedo pensar en otra cosa que no sea lo obesa que estoy. Odio mi cuerpo. Sólo quiero ser delgada.



martes, 7 de junio de 2016

No puedo más





Estoy harta de ver a todos comer lo que quieren sin sentir culpa, sin pararse a pensar la cantidad de carbohidratos, grasas, proteínas, calorías, que le están otorgando a su organismo. Algunos de los que observo comer lo que quieren incluso son delgados naturalmente sin siquiera hacer ejercicio. Y entonces mi cabeza se divide en dos: por una parte, me siento mejor que ellos al no comer, me diferencio. Por otra, está la pregunta que me hago sobre por qué ellos pueden comer lo que quieren, por qué no sufren ni sienten culpa como yo, por qué no se sienten asquerosos.
Sigo sin poder llegar a mi meta de 50 kilos. No me importa si me faltan uno o dos kilos para llegar. Quiero ser delgada. NECESITO ser delgada. No puedo mirarme al espejo. Ni siquiera puedo bañarme sin sentir asco hacia mí, sin ver esa grasa que tengo por todo el cuerpo. 
No quiero sentirme más así.
Ojalá pudiese ser una persona normal y comer lo que quisiera sin sentir culpa. O sin llegar a un maldito atracón.






Por cierto: quien quiera que seas y estés leyendo esto, si buscás contención y hablar con alguien como nosotras, dejame tu número con código de área y con gusto te agrego a un grupo.




jueves, 5 de mayo de 2016

h a m b r e

51, 5 KG.
Después de muchos bajos y altos, hoy éste es mi peso. Sí, sólo unos gramos menos que la última entrada, pero había llegado la semana pasada a pesar hasta 52,9 kg.
Me propuse hoy una meta y es, para el 27 de mayo que tengo un evento importante, pesar sí o sí 50 kg. 
Necesito y quiero enfocarme sóla y exclusivamente en ésto. Ana va a convertirse en mi reina de ahora en adelante. Por más que ya esté por debajo de mi peso, eso dificulta más adelgazar también lo dificulta que comas como cerda estúpida obesa
Mi meta completamente final es de 48 KG. Espero poder llegar hasta entonces sin que me internen (y realmente espero que nunca lo hagan).
Fuera de eso, antes estaba muy anémica, débil. Y si bien lo sigo estando, ya no tanto ni tan horrible como antes, quizás haber engordado (y ahora bajado) esos kilos no me hizo tan mal.